FANDOM


El Altiplano de Rhone es una región del sureste de Torland. Es la última zona visitada en Dragon Quest II.

AspectoEditar

El altiplano es sólo accesible mediante la Cueva de Rhone, el resto de la región está rodeada por montañas impenetrables. Además, es la única región nevada de Dragon Quest II.

SinopsisEditar

En el Altiplano de Rhone se encuentra el Castillo de Hargon y el Santuario de Rhone. Éstos son los dos últimos lugares en visitar en Dragon Quest II. Como resultado, es la región con los monstruos más peligrosos y fuertes del juego.